Herramientas básicas de un diseñador gráfico profesional

CREA te da herramientas básicas de un diseñador gráfico profesional

¿Por que son importantes estas herramientas para un diseñador gráfico?

CREA piensa que los diseñadores gráficos no son distintos. Aunque la habilidad y el pensamiento creativo son las bases de un diseñador exitoso, existen muchos otros elementos que puedes usar para desarrollar esta bases para que pases de ser un buen diseñador a uno excelente

1. Una computadora

Si bien este primer punto podría parecer un poco obvio, nadie puede negar que una computadora es una herramienta crucial en prácticamente cualquier industria creativa.

Frecuentemente dentro de la esfera del diseño existe una ávida discusión sobre la computadoras – el largo y extenuante debate de Mac vs PC. A decir verdad, a pesar de lo que muchos quisieran creer, no existe una respuesta correcta o incorrecta a esta discusión. Aunque Mac se haya convertido en la opción predilecta para los diseñadores (basta con entrar a cualquier salón de clases de diseño para ser recibido por un mar de logos resplandecientes de Apple), ciertamente esto no significa que sea la opción inicial y final. Averigua qué necesitas y qué te gustaría en una computadora antes de que tomes una decisión. Nadie tiene el mismo proceso creativo que tú, sólo tú sabes qué software, herramientas y recursos necesitas en una computadora.

Sea cual sea tu decisión, una computadora definitivamente es una de las herramientas más importantes que necesita un diseñador gráfico, no sólo para propósitos de trabajo sino también para investigación, educación y establecimiento de contactos – los usos de una computadora para los diseñadores modernos son infinitos. Y aún así, curiosamente, de todos los diseñadores con los que hablamos, cuando se les preguntó qué cosas consideraban esenciales para su proceso de diseño, todos ellos enumeraron su computadora hacia el final de la lista – una prueba más de que no importa qué herramientas específicas tengas, sino lo que hagas con ellas.

2. Un smartphone

¿En dónde nos encontraríamos muchos de nosotros sin un smartphone? Muy probablemente en un arroyo sobre una balsa sin remos.

Un smartphone no es sólo una estupenda herramienta para mantenerse en contacto con clientes y colegas, también ha evolucionado a formas de investigación sobre la marcha, organización y cacería de inspiración.

Una de las características más importantes que tienen los smartphones que todos los diseñadores deberían usar es la cámara. La capacidad de documentar visualmente cualquier cosa que consideres inspiradora sin perder tiempo puede ser esencial para el proceso de diseño.

3. Educación

El aprendizaje es un recurso importante en cualquier trabajo creativo, e incluso más en el mundo del diseño gráfico. Cuando los softwares emergen y evolucionan, las tendencias van y vienen y el mundo digital se encuentra en constante expansión y cambio, mantenerse al tanto de todo puede sentirse como un trabajo en sí mismo. Para los diseñadores, la ‘educación’ no sólo significa el aprendizaje formal o estructurado que recibes en un entorno de salón de clases, sino, en cambio, a la educación del día a día.

Ampliando el último punto sobre los libros, Daniel Patrick Simmons menciona un punto interesante sobre la relación entre la lectura y la educación. Él explica que algunos de los libros que lee son “menos sobre la técnica y más sobre el razonamiento detrás del proceso, la elección, y cómo trabajan y piensan las personas. Hay mucha psicología dentro del diseño de cualquier tipo, pienso que como diseñador necesitas estar consciente de qué es lo que hace que las personas sean de la forma que son”.

Para los diseñadores, existen muchas facetas de educación, desde aprender habilidades técnicas hasta más intuitivas, seguir mejorando y estar al tanto es un elemento clave para convertirse en un diseñador exitoso.

4. Papel

Si bien la profesión se llama “diseñador gráfico”, es importante no quedarse atrapado demasiado en la parte de ‘gráfico’. Alex Solomon considera que la capacidad de plasmar ideas tanto escritas como visuales en el papel instantáneamente es una parte invaluable de su proceso creativo: “Desde miniaturas y bocetos hasta conceptos completamente detallados e incluso tomar notas, ser capaz de dibujar y escribir una idea en el momento exacto es importante. Saltar directamente hacia la computadora puede ser extremadamente limitante. Hay algo en la libertad que tiene tu mano para moverse a través de una hoja de papel en blanco que hace que fluyan las ideas”.

Esta inmediatez de pluma y papel es una parte importante del porqué es tan importante para el proceso de diseño. Un estudio ha determinado que debido a que los bocetos con frecuencia son cosas rápidas y temporales, actúan como “dibujos intuitivos”. La autora del estudio, Muna Silav menciona que “conforme la mano se mueve sobre el papel, la imagen se vuelve clara, se buscan los problemas y se obtienen las soluciones. Los bocetos se hacen rápido en una serie y los pensamientos se transmiten al papel”. De esta manera, al usar el lápiz y papel antes de que siquiera pienses en encender la computadora, eres capaz de acceder visualmente y registrar tus pensamientos justo cuando están ocurriendo.

5. Compañeros

Fue Eleanor Roosevelt quien dijo, “Nadie realmente hace algo solo. Para casi todo logro en la vida, es esencial lidiar con otras personas”. Y esto es especialmente verdad para el diseño, una industria que gira en torno a la comunicación y la cooperación. En una industria tan creativa, es muy fácil ver a tus compañeros como competidores, pero, como lo expone Daniel Patrick, trabajar con personas dedicadas y motivadas debería, en cambio, inspirarte.

“Constantemente me motivan las personas trabajadores y enfocadas”, dice Simmons. “Antes de que volviera a ser freelance de tiempo completo, trabajé para Apple Inc., desde la venta al por menor hasta el corporativo fueron las personas más determinadas, enfocadas y apasionadas que haya conocido. Me enseñaron a ver la vida de otra forma y a pensar en los detalles”.

6. Música

¿Alguna vez has notado que trabajas un poco mejor cuando tienes música puesta? Bueno, no es sólo coincidencia. Estudios de hecho han demostrado que “aquellos que escucharon música completaron sus tareas más rápidamente y tuvieron mejores ideas que aquellos que no lo hicieron, porque la música mejoró su ánimo”.

Así que, la pregunta es: ¿qué clase de música deberías escuchar? Bueno, esa será tu decisión. Un estudio por MindLab determinó que es mejor escuchar “Música clásica: si tu trabajo involucra números o atención al detalle… Música pop: si tu trabajo involucra entrada de datos o trabajar sobre plazos… Música ambiental: si tu trabajo involucra resolver ecuaciones, y música de baile: si tu trabajo involucra revisión y solución de problemas”. Esto es genial, excepto por el hecho de que el trabajo de un diseñador a veces se alterna entre todas esas disciplinas, lo que significa que la elección es última e inevitablemente tuya.

Si no estás seguro de dónde comenzar a buscar, échale un vistazo a los servicios de streaming de música gratuita como Spotify y Pandora que tengan “estaciones” preestablecidas para adaptarse a prácticamente cualquier preferencia, ánimo y situación. Toma nota de las situaciones en las que trabajas mejor y qué género musical funciona para ti.

7. Inspiración

La inspiración es una parte esencial para todo proceso creativo, pero como probablemente todos lo sepamos, es tan inconsistente que puede llegar en momentos aleatorios. Los brotes de inspiración pueden llegar prácticamente de cualquier parte, lo que la vuelve escurridiza y abundante.

Para Daniel Patrick Simmons, su inspiración proviene de las personas con las que ha trabajado al igual que de extraños que están dedicados a su oficio. “Recientemente vi el documental “Jiro Dreams of Sushi” – qué historia tan increíble. Un hombre de ochenta y tantos años que prepara sushi digno de estrellas Michelin en un diminuto restaurante en el metro de Tokio. Hay una línea en esa película sobre enamorarte más de tu trabajo todos los días, no porque sea fácil, sino porque te has dedicado a él”.

Para otros diseñadores, la inspiración llega cuando se alejan del mundo digital. El diseñador y autoapodado “nómada digital” Mike Dekker dice, “Sí, encuentro inspiración en línea, pero tienes que salir y explorar para progresar, ¡no sólo sentarte detrás de la pantalla todo el día!”. Alex Solomon también menciona que él encuentra inspiración en los maravillosos paisajes al aire libre, pero también al ver deteminadamente el trabajo de otros. “Algunos de mis sitios web favoritos para visitar son DribbbleBehanceThe Dieline y Abduzeedo,” dice.

8. Una red social bien organizada

Probablemente sea seguro decir ahora que las redes sociales no son sólo una moda pasajera, sino más bien una herramienta que tiene un potencial infinito para el establecimiento de contactos, marketing y comunicación. Las plataformas como Facebook, Twitter e Instagram han evolucionado a plataformas creativas como Dribbble y Behance, las cuales mantienen a las personas conectadas y actualizadas entre sí como nunca antes. Alex Solomon considera el rol de las redes sociales en impulsar y mantener la carrera de un diseñador como algo “inmenso”.

“Incluso conforme el campo del diseño gana popularidad, muchas personas en realidad no saben qué hacen los diseñadores. Si uno termina de diseñar un sitio web o un logo y lo publica en las redes sociales, podrías toparte a una persona que diga algo como ‘No sabía que diseñabas sitios web o logos, definitivamente lo tendré en cuenta’“.

Razón por la cual las redes sociales (cuando se usan correcta y estratégicamente pueden ser una poderosa herramienta, que en última instancia significa que probablemente puedes sentirte un poco menos culpable respecto al tiempo que pasas en ellas.

9. Comentarios

La creatividad es algo muy subjetivo, así que cuando se trata de comentarios, a menudo pueden haber opiniones que lleguen por diferentes direcciones. A decir verdad, a veces puede resultar difícil recibir estos comentarios, pero no existe un límite respecto al valor de un comentario bien intencionado y oportuno.

Sobre el tema de los comentarios dentro de la comunidad de las redes sociales, Mike Dekker señala “…aprender de e inspirar a otros es la clave al éxito para convertirse en un diseñador extraordinario, sin importar qué clase de diseñador seas”. Proporcionar comentarios sobre el trabajo de otros con frecuencia puede hacer que te preguntes por qué es o no es efectivo, lo cual puede ayudarte a descubrir qué preguntas deberías estar preguntándote a ti mismo sobre tu propio trabajo. Así que, no sólo es importante buscar comentarios para tu propio trabajo, sino como lo resalta Dekker, proporcionar comentarios y participar en el trabajo de otros puede ser una parte esencial del crecimiento creativo.

10. Un portafolio

Todos los diseñadores conocen los beneficios de tener un portafolio de trabajo completo – en muchas ocasiones es el factor definitivo que te ayuda a aterrizar en nuevo trabajo o cliente.

Existen diversos medios en los que puedes mostrar tu portafolio, como el web, medios impresos, por redes sociales y muchos más. No hay plataformas correctas o incorrectas en las que mostrar tu trabajo, en cambio, como lo menciona el diseñador Preston D Lee, la plataforma depende de tu contenido.

Adaptar tu elección de plataforma para el trabajo que estés mostrando es un aspecto crucial de un buen portafolio. Otro aspecto importante, como lo señalan Jessica Rosengard y Dan Nisbet, es la originalidad y la personalización. Rosengard y Nisbet discuten su preferencia por los portafolios personalizados de sitios web.

“Podrías usar otras plataformas que ofrezcan secciones gratuitas de portafolio pero tendrás menos opciones de personalización para lograr que tu portafolio se sienta realmente tuyo o hacer lucir tu personalidad”, comenta Rosengard. “Como diseñadora, creo que la personalidad es la parte más importante de tu marca. Si tu portafolio se ve como el todos los demás, entonces no hay mucho que te haga sobresalir”.

11. Un entorno de trabajo cómodo

Al final del día, diseñar es trabajar, y tener un espacio de trabajo en el que te sientas cómodo y motivado es un elemento vital para la productividad y el éxito.

Así que, ¿a qué nos referimos por entorno de trabajo cómodo? Primero que nada, el entorno físico es un factor sumamente importante en la manera en que trabajas. El Dr. Christian Jarrett señala que los componentes principales para un entorno físico positivo son: habitaciones con mucho color, luz y espacio; la presencia de ventanas o plantas; y (un poco increíble) un escritorio desordenado. Sí, lo leíste bien, por alguna razón desconocida, cuando se trabaja entre algo de desorden, las personas tienden a ser más creativas y productivas. El Dr. Jarret también explica que estudios muestran que los trabajadores que decoran sus espacios de trabajo y que encuentran su área de trabajo estéticamente placentera trabajan aproximadamente 32% mejor que los trabajadores que no lo hacen. Así que, ¡asegúrate de pegar las fotos de la familia!

12. Rutina

El trabajo creativo a veces puede ser inconsistente, lo cual puede hacer que sea muy difícil de planificar, pero desarrollar una rutina de tu trabajo es un paso crucial para mantener la productividad y la motivación. Desarrollar una rigurosa rutina de trabajo garantiza que tu cerebro sepa que es hora de trabajar en serio a cierta hora cada día. Daniel Patrick Simmons adjudica su éxito creativo a una rutina completa.

“He leído mucho sobre el arduo trabajo que las personas ponen en su proceso en el momento, pero siento que existe muy poca o nada de discusión de que conduce hacia éste”, dice Simmons. “Para mí, ese es el aspecto más importante – el trabajo que haces antes de que el proyecto llegue a tu escritorio. Considero que establecer planes, horarios de práctica y formar hábitos creativos es una parte increíblemente importante de mi éxito diario”.

¿Todavía no te convence la idea de la rutina creativa? Échale un vistazo a este infográfico interactivo  que desglosa las rutinas practicadas por algunas mentes creativas famosas.

13. Descansos

A todos nos gusta la posibilidad de tomar descansos, pero la realidad de la situación es que muchas veces no siempre nos permitimos desconectarnos o alejarnos.

¿Pero que evidencia hay que corrobore que tomar descansos regulares funciona? Bueno, Daniel Patrick Simmons opta por desconectarse. “Doy caminatas, tomo siestas, practico bosquejos y tomo descansos – descansos verdaderos tan a menudo como sea posible”, menciona Simmons. “Hay algo mágico en dejar física y emocionalmente tu trabajo detrás de ti para que estés de nuevo fresco cuando regreses a él”.

Mira este artículo que discute cómo las caminatas regulares han funcionado para muchos pensadores creativos de alto perfil como Steve Jobs, Beethoven y Charles Dickens. Así que, cuando sientas que estés atorado, sólo da un (o algunos) pasos atrás y aléjate.

14. Metas y objetivos

Así que, ¿por dónde comenzamos cuando se trata de establecer metas? Bueno, como lo han determinado algunos estudios, ser tan específico como puedas respecto a tus metas rinde frutos a largo plazo. En un estudio, se le dio a un grupo de estudiantes un conjunto de problemas matemáticos que resolver, a un puñado de estudiantes se les dio una meta de “trabajar productivamente” y a la otra mitad se le dio la meta de resolver un número específico de problemas. Al final, a los estudiantes que se les dio la meta específica “demostraron mayor autoeficiencia y logro matemático”. Así que, cuando estés estableciendo una meta para ti mismo, evita las declaraciones genéricas como “voy a terminar mucho hoy” y, en cambio, elige una meta específica con un destino fijo, por ejemplo: “Quiero dibujar 30 bocetos de miniaturas antes de las 3:00”.

No temas ser ambicioso con tus metas, pero tampoco las exageres. Sé realista, sé racional y no tengas miedo de ser un cazador de metas.

Determinar las necesidades de un diseñador es algo difícil de hacer, ya que ningún diseñador del mundo es igual. A partir del pequeño grupo de diseñadores que entrevistamos, sus especialidades van desde diseño de UI/UX hasta diseño de marcas, web y juegos, la gama de habilidades y disciplinas dentro del campo del diseño realmente son infinitas.

Sea cual sea tu disciplina, reunir todas las necesidades como diseñador puede tomar tiempo, así que si eres un diseñador nuevo o ya tienes tiempo en el negocio, en las sabias palabras de Theodore Roosevelt, “Haz lo que puedas, con lo que tengas, estés donde estés”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *