¿Cómo cambian los emprendimientos en la emergencia por el Covid-19?

La crisis por el Coronavirus ha generado varias dificultades para los empresarios. Pero también ha abierto las puertas para reinventarse y enfrentar la situación de manera innovadora.

Por estos días no se ha parado de hablar sobre los efectos negativos del Coronavirus en las empresas y en los modelos de negocios de algunos emprendimientos en el país. Pero, precisamente la difícil situación ha llevado a que varios empresarios del país se reinventen y saquen incluso provecho de este momento para crecer.

Pero, ¿quiénes y cómo lo han hecho? 

En un webinar organizado por Invest in Bogota varios emprendedores que han tenido éxito en estos momentos de incertidumbre compartieron sus experiencias y algunas de las lecciones que han aprendido desde que inició la emergencia en el país.

Algunas de las reflexiones que compartieron Camilo Sardi, fundador de Maestrik; Javier Cardona, fundador de 1Doc3; y Julián Torres, creador de Fitpal.

 

Analice el panorama y ajuste sus productos

No cabe duda que el aislamiento obligatorio tomó a todo el mundo por sorpresa. Para Julián Torres, fundador de Fitpal esta situación llevó a revolcar su modelo de negocio y “como es característico del emprendimiento, toca reinventarse muy rápido”.

Fitpal es una plataforma que facilita la asistencia a gimnasios y dado que la mayoría de estos establecimientos se encuentran cerrados por cuenta del aislamiento obligatorio, la compañía estuvo en aprietos. “Lo que hicimos fue muy rápidamente volcarnos hacia lo digital. Muchas veces en estas situaciones cuando lo obligan a uno a digitalizarse 100%, hay una oportunidad de salir adelante, porque es hacer eso o morirse”, dice Torres.

Según comentó Torres, de este imprevisto surgió Fitpal Home, un servicio que ahora lleva los gimnasios a la casa de sus usuarios a través de videollamadas y streaming en vivo, que ha resultado ser un éxito en ventas.

Una situación muy similar vivió Maestrik, una plataforma de educación que ofrece refuerzos escolares y clases presenciales y virtuales en más de 300 temas. De acuerdo con Camilo Sardi, fundador, antes de la pandemia el 70% de las clases se dictaban de manera presencial y solo el 30% de manera virtual. Y desde hace unas semanas todo cambió. “Ante esto tuvimos que ajustar el producto, hicimos algunas capacitaciones a los profesores para poder dar clases virtuales. Afortunadamente tenemos una fuerza de más de 4.000 profesores acá en Colombia, entonces estamos es dándoles más trabajo porque las clases virtuales han aumentado”, aseguró Sardi.

Puede que este sea el mejor momento para crecer

Según los emprendedores, este puede llegar a ser un momento de crecimiento empresarial si los productos y servicios de su compañía se ajustan a las condiciones actuales del mercado. Tal es el caso del portal médico 1Doc3 que ha incluido entre sus servicios un test de riesgo para Coronavirus, con el que logra identificar el nivel de riesgo de las personas en Colombia y en México. Esto ha llevado a que la prestación de sus servicios crezca considerablemente.

Maestrik, por su parte, ha logrado captar al mes más de 50.000 nuevos usuarios en Colombia y en México, y ha creado una nueva línea de negocios Maestrik Technologies, con la que ayudan a emprendedores a lograr llevar sus ideas a la acción.

Por su parte, Fitpal asegura que al producir clases está virando a un modelo de negocio mucho más parecido a “una cadena de televisión o a un estudio de producción de contenidos”. Esto lo ha llevado a evaluar su internacionalización, ya que no van a necesitar gimnasios físicos para prestar sus servicios a los usuarios.

 

Preguntar y aprender de los demás, la clave

Según Juan Gabriel Pérez, director ejecutivo de Invest in Bogota, cada vez hay más oportunidades y espacios para que los emprendedores conozcan las experiencias de otros y logren salir adelante aún en momentos de crisis. “Cada vez estamos más abiertos a la colaboración, que es el mínimo común denominador dentro del sector empresarial hoy en día, y no como antes, que todo era secretos industriales”, señaló.

Al respecto, Javier Cardona de 1Doc3 aseguró que “buscar ayuda y pedir ayuda a gritos está muy bien. Eso es lo que hay que hacer, eso no se ve mal”, pues considera que precisamente esa solicitud de ayuda logra abrir redes de colaboración y encontrar sinergias entre compañías.

 

Aproveche la tecnología y genere valor

La tecnología ha sido un gran protagonista de esta crisis y dejó claro que todos los negocios, sea del sector que sea, deben tener un componente digital en sus organizaciones. “No es pensar en un desarrollo tecnológico complejo, en una aplicación, porque ese es un gran error.

Por eso, al inicio, y dependiendo del tipo de producto o servicio, es mejor usar otro tipo de plataformas ya creadas, como Instagram o Whatsapp, que tengan una mejor relación costo-eficiencia. Se trata de “buscar cómo vender más a través de esas plataformas que ya existen”, puntualiza Cardona.

Esto, además, permite conocer mejor al cliente y “hacer pruebas controladas para poder errar rápido y barato”, destacó Torres, de Fitpal.

Finalmente, según afirma Torres, actualmente el mundo está buscando negocios que tengan rentabilidad, pero que también le entreguen algo a la sociedad. “Los negocios que logren integrar muy bien esa solución, son los que más acceso a capital van a tener”, asegura.

By Dinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *